Trazabilidad: Implementación de vías para la transparencia

Hannah Hobden  
30 de octubre de 2017
Discurso de Hannah Hobden en la reunión de asociados de la World Cocoa Foundation el 24 de octubre de 2017, en Washington, DC

 

Hola, me llamo Hannah Hobden. Trabajo para OPTEL y estoy aquí para retarles a que conviertan la trazabilidad completa, del grano a la barra, de una aspiración a una realidad para el sector del cacao.

 

Los sistemas de trazabilidad son la infraestructura operativa en la que se colocan los datos para crear transparencia. Un sistema eficaz requiere una trazabilidad completa desde el grano hasta la barra y la capacidad de registrar datos a medida que el producto se mueve a través de la cadena de suministro. Tecnológicamente esto es posible, como mostraré más adelante. El reto es cómo implementar un sistema en el cacao. Para ello será necesaria colaboración y, en última instancia, voluntad de alejarse de un sistema de balance de masa, porque el balance de masa crea efectivamente un muro contra la transparencia y la trazabilidad.

 

Pero antes de ir más lejos, ¿qué quiero decir cuando menciono que un sistema de trazabilidad completa proporciona la infraestructura operativa para crear transparencia? Bueno, me gusta pensar en ello en términos de una vía de tren. Un sistema de rastreo es como las vías férreas que enlazan diferentes componentes de la cadena de suministro, por ejemplo, agricultores, almacenes, puertos, plantas, etc. Una vez que las vías están en su lugar, puede moverse información diferente a lo largo de ellas entre las partes interesadas de la cadena de suministro. En el caso del cacao, podría tratarse de información sobre los productores, como datos relevantes para monitorear la igualdad de género, los ingresos de subsistencia, la deforestación y el uso de mano de obra infantil. Se puede recopilar información sobre el precio y las bonificaciones que reciben los agricultores por su cacao y esto se puede comparar con la cantidad de dinero que recibe la cooperativa. En el pasado hemos creado evaluaciones de riesgo para el trabajo infantil a nivel de finca y actualmente estamos en conversaciones sobre cómo hacerlo a nivel de comunidad. Tener estos datos de evaluación de riesgos como parte de un sistema de trazabilidad significaría un lote final de cacao con un nivel de riesgo de trabajo infantil asociado. Los datos pueden ser recogidos en la cooperativa, almacenes, puertos, plantas. La calidad del cacao se puede comprobar y registrar en diferentes puntos de la cadena de suministro. Lo que estoy tratando de demostrar es que una vez que se han establecido las vías de la trazabilidad, se pueden añadir múltiples niveles de datos. Pero, para ser más eficaces, los datos de rastreo deben comenzar con el agricultor y un saco de cacao e ir a lo largo de toda la cadena de suministro. El balance de masas interfiere con esto porque crea una barrera contra el movimiento de datos e información y, por lo tanto, interrumpe las vías entre los agricultores y los clientes finales.

 

Así que, puede que ahora estén pensando, todo eso está muy bien, Hannah, pero no es realista de lograr. Pero me gustaría retarles y decirles que con colaboración e inversión en los marcos operativos existentes es posible. Creo que la historia más inspiradora para mostrar lo que se puede hacer es la del sector del aceite de palma. Como estoy segura que todos ustedes están al tanto, hay retos significativos en el aceite de palma en torno a la deforestación. Muchas de las marcas de consumo han hecho promesas de tener cadenas de suministro libres de deforestación y han decidido utilizar la trazabilidad como una herramienta para lograrlo. Sin embargo, establecer el vínculo entre las fábricas y los agricultores fue un reto importante.  Al igual que en el cacao, existe una compleja red de pequeños agricultores, cooperativas e intermediarios. Por un momento pareció que no había esperanza. Pero hace dos años, comenzamos un proyecto que fue una colaboración entre IDH, Wilmar y nosotros para hacer el piloto de un sistema de rastreo que vincula a los agricultores con los racimos de fruta fresca, a los racimos de fruta fresca con los intermediarios y a los intermediarios con las fábricas. El sistema fue sencillo y eficaz y demostró la posibilidad de establecer las vías de trazabilidad entre los agricultores y las fábricas. Este piloto inicial nos permitió desarrollar un modelo comercial, que ahora podemos extender a otras fábricas, esta vez sin necesidad de financiación por parte de donantes. Y ahora que el sistema básico de rastreo está en funcionamiento, podemos aumentar la transparencia a través de la recolección de datos. Por lo tanto, estamos recopilando datos sobre los métodos de producción de los agricultores, lo que nos permite crear planes de negocio para cada finca con el fin de mejorar la productividad. Conocemos el tamaño exacto y la ubicación de cada campo, por lo que podemos monitorear con el paso del tiempo si estos campos traspasan el bosque. Podemos registrar qué capacitación ha recibido cada agricultor y las visitas de seguimiento que ha recibido. Tenemos registros de entrega de la cantidad de fruta que un agricultor vendió, en qué fecha y a qué precio. Podemos registrar toda esta información de nuevo cuando el intermediario vende la fruta a la fábrica. Un factor clave en el aceite de palma es que la fruta fresca debe ser procesada dentro de las 42 horas de la cosecha. Por lo tanto, hemos empezado a implementar un sistema de alerta que notifica a la fábrica cuando los racimos de fruta fresca han sido recolectados de las fincas, pero no entregados a las fábricas para su procesamiento, esto significa que la fábrica puede tomar medidas para recuperar la fruta antes de que se estropee. La tecnología también está disponible para enviar mensajes de texto a los agricultores informándoles de cuándo se enviarán camiones para recoger su fruta, o cuándo se impartirá capacitación sobre un tema. Este sencillo sistema de rastreo desde el agricultor hasta la fábrica puede enlazarse con los sistemas de rastreo que ya se están implementando a nivel de fábrica y más a lo largo de la cadena de suministro, así como con los datos relevantes que se transmiten.

 

Todo esto se ha conseguido como una culminación de:

  • la presión política en favor de la transparencia en torno a la deforestación,
  • el compromiso por parte de las empresas con la trazabilidad,
  • la colaboración entre las diferentes partes interesadas, tanto en términos de financiación y operacional, y determinación pura.

De ninguna manera estoy diciendo que el problema de la deforestación en el tema del aceite de palma está resuelto, pero lo que estoy diciendo es que algo que parecía imposible hace tres años, como contar con una trazabilidad completa a lo largo de la cadena de suministro, ahora es posible.

 

Por lo tanto, ¿qué se necesita hacer en el cacao para que la trazabilidad también sea una realidad? Otros en esta sesión están discutiendo la transparencia a nivel de políticas, por lo que quiero centrarme en algunas soluciones operativas. En primer lugar, desde el punto de vista de la tecnología, existen muchas soluciones. La clave es que la tecnología debe ser colaborativa, de la misma manera que las empresas deben serlo. Por lo tanto, cuando se invierte en datos de la cadena de suministro y en sistemas de trazabilidad, es esencial que sean interoperables, lo que significa que, independientemente de quién esté proporcionando la tecnología, podrán enlazarse con otros sistemas. Así, con el tiempo, podrán vincular los datos de rastreo con los pagos móviles, los registros de ventas de las cooperativas, los análisis de suelos, el apoyo financiero, los programas de lealtad de los agricultores, etc. En segundo lugar, tenemos que empezar a implementar la trazabilidad desde el nivel de agricultores. En OPTEL hemos trabajado con los comerciantes y exportadores para implementar sistemas de rastreo. Pero el problema aquí es que estas empresas no suelen utilizar los sistemas que se implementan, sino que transmiten los datos a sus clientes, quienes se sienten frustrados por el hecho de que diferentes organizaciones les proporcionan datos ligeramente diferentes en múltiples formatos, pero que, por lo general, no tienen el poder de exigir datos específicos de su cadena de suministro.  Por lo tanto, mi sugerencia es copiar el modelo del aceite de palma y desarrollar un sistema de rastreo que pueda ser implementado inicialmente por las cooperativas y avanzar a partir de ahí. Esto es particularmente importante porque es a este nivel que necesitamos abordar los retos significativos del ingreso de vida, la deforestación, el trabajo infantil, la esclavitud moderna y la agricultura climáticamente inteligente. Es necesario desarrollar modelos comerciales para sistemas que permitan a las cooperativas hacerse cargo de su propia recopilación de datos y proporcionar datos de trazabilidad a las personas a las que venden. Ya hemos comenzado a trabajar con Root Capital en Costa de Marfil para proporcionar un sistema básico de recolección de datos a las cooperativas, pero es necesario hacer más para mejorarlo y asegurar que los datos relevantes sean registrados y transmitidos de manera efectiva a lo largo de la cadena de suministro.

 

Espero que se desarrolle un impulso en torno a la trazabilidad del cacao, ya que vemos que los gobiernos nacionales y la comunidad internacional ejercen una presión política continua sobre ella; las organizaciones necesitan cumplir sus propios compromisos en materia de trazabilidad y, por lo tanto, deben empezar a abordar el problema de trazabilidad causado por el balance de masa y por el desconocimiento de quiénes son sus agricultores; y también se espera que se dé la colaboración entre organizaciones a fin de desarrollar un sistema viable desde un punto de vista comercial y que funcione en el sector privado.

 

Por lo tanto, espero haberles inspirado hoy con las posibilidades de transparencia y comunicación a lo largo de la cadena de suministro que son posibles cuando existe una trazabilidad completa. Les he retado a que colaboren mucho más para que la trazabilidad del cacao sea una realidad y les he sugerido que un lugar sencillo para empezar es con las organizaciones y cooperativas de agricultores.

Más información sobre las soluciones de Geotraceability