REIMAGINAR A LOS PEQUEÑOS AGRICULTORES PRODUCTORES DE DATOS

Los datos masivos están dando lugar a una nueva economía en la que los mayores mercados ya no se dedican a la producción de bienes, sino a registrar y procesar información. En GeoTraceability trabajamos para poner a los pequeños productores en el mapa y ayudar a las organizaciones a reconocerlos por el trabajo que realizan en cadenas de suministro complejas. Por lo tanto, me interesa saber ¿qué papel desempeñan los pequeños agricultores en estas economías cambiantes? ¿Los veremos excluidos o hay una oportunidad para que sean incluidos en los beneficios de este nuevo mercado?

Necesitamos pensar nuevamente en la forma que involucramos a los pequeños agricultores para evitar ecosistemas disfuncionales y no sostenibles.  Definitivamente necesitamos reimaginar nuestras estrategias. Entonces, me he preguntado cómo incluir a los pequeños productores en esta nueva economía en auge y asegurar que obtengan una parte justa.

Diferentes factores motivan a diversas partes interesadas a participar en proyectos de desarrollo: aumentar los ingresos de exportación, asegurar los suministros, proteger la reputación de la marca y proporcionar nuevos servicios financieros, por nombrar sólo algunos. Pero todo esto depende de los cambios anticipados a nivel de pequeño productor; un cambio en las prácticas de gestión, un aumento en la calidad o productividad, un comportamiento más sostenible, la adopción de tecnología, etc.

 

 

¿Por qué, entonces, el pequeño productor no debería ser un productor de datos y cobrar por ello?   Cada uno podría ser un componente de un sistema de monitoreo y evaluación (M&E) de nivel superior y contribuir al análisis de datos en tiempo real.

En GeoT ayudamos a las organizaciones a recopilar datos sobre los pequeños agricultores. A menudo nos preguntan si somos dueños de los datos. La respuesta es no, los pequeños agricultores poseen sus propios datos.  Con el uso de un formulario de consentimiento, el individuo accede a revelar información personal permitiendo a GeoT alojarla y ponerla a disposición de nuestro cliente para un uso específico revelado antes de que se otorgue la autorización.  GeoT, nuestro cliente y cualquier tercero que acceda a los datos deben cumplir con lo establecido en el formulario de consentimiento.

El actual despliegue publicitario sobre la cadena de bloques está alimentando esta idea de hacer una fortuna tomando datos, procesándolos y vendiéndolos, o los resultados de un análisis.  Casi todas las semanas alguien me contacta para proponerme una asociación y ver si pueden utilizar los datos que alojamos sobre cientos de miles de pequeños productores de todo el mundo.

GeoT vende servicios de software para rastrear los productos básicos y las materias primas producidas por los pequeños agricultores.  Pero también facilitamos la recopilación de datos sobre sus antecedentes socioeconómicos, sus prácticas, las características de su explotación, el apoyo que reciben y las transacciones en las que participan.

Toda esta información tiene un alto valor comercial y sostenible.  Nuestra plataforma puede gestionar fácilmente la cantidad de bienes producidos por cada pequeño agricultor y puede activar diferentes formas de pago basadas en esta información.  De la misma manera, podríamos activar el pago basado en requisitos de datos específicos.

El reto no es tecnológico, sino cambiar la mentalidad y la estrategia comercial.

Un pequeño agricultor individual difícilmente podría esperar recibir un incentivo por vender bienes geotrazables y revelar datos, pero un grupo organizado de individuos como una organización de agricultores o una cooperativa, ciertamente podría.

Entonces, tenemos pequeños agricultores de cacao, café, aceite de palma, algodón, productores de oro y muchos otros, ¿podríamos imaginar ahora tener pequeños agricultores productores de datos?

La respuesta es obviamente sí, si queremos una verdadera economía inclusiva en la que el crecimiento y la riqueza beneficien a todos.